Procesos de Fabricación

En Euroambrosias te contamos algunos de los procesos de fabricación que se utilizan en la industria alimentaria. Hoy… “La Congelación”

La congelación es un método de conservación basado en el tratamiento físico mediante la acción del frío negativo (igual o inferior a -18ºC) sobre los productos.

Gracias a este método se consigue reducir la multiplicación microbiana en un alimento, lo que permite alargar la duración del mismo. Pero, dado que este método solo frena y no destruye (solo destruyen un 1% aprox.),  cuando se procede a la descongelación, se reactivan y se multiplican las bacterias y los microorganismos.

Durante la congelación, el agua presente en los alimentos cristaliza. Si la congelación es muy lenta se formarán grandes cristales de hielo que dañarán las células, provocando una mayor pérdida de líquido al descongelarse que afectará a la textura del alimento, además de una pérdida de elementos nutritivos. Y no solo eso, sino que el aumento de líquido en el producto favorecen la proliferación microbiana en la descongelación del producto.

Todo esto no significa que la congelación no se trate de un método de conservación adecuado, simplemente es necesario seguir unas indicaciones:

  1. Reducir el tiempo de congelación.
  2. Realizar una descongelación lenta y en frigorífico (0ºC a 4ºC) para no alterar la cadena frío y frenar la proliferación bacteriana.
  3. Consumir el alimento al poco tiempo de ser descongelado y no volver a congelarlo de nuevo.

Ice cube and vegetables