¿Cuáles son las ventajas de utilizar Quinta Gama en un restaurante?

Aunque parezca un tabú cada vez son más los restaurantes que optan por introducir alimentos de quinta gama entre sus fogones por las diversas facilidades y ventajas que estos productos ofrecen para la gestión y control del establecimiento. Hasta hace poco más de una década era muy raro ver este tipo de alimentos en cocinas profesionales porque en su mayoría eran productos congelados que no cumplían los estándares de calidad de un buen restaurante. Al descongelarlos perdían parte de esa textura y sabor que caracterizan a los alimentos recién hechos.

En el año 2004 fundamos Euroambrosías para dar respuesta a la alta demanda y necesidad del canal HORECA de tener alimentos que se pudiesen calentar y emplatar rápidamente pero que conservasen todas las características organolépticas de la cocina artesanal. 17 años después contamos con un catálogo propio que incluye 66 referencias agrupadas en 12 categorías y elaboramos productos para grandes cadenas alimentarias españolas.

Utilizar alimentos quinta gama ofrece al profesional una serie de ventajas competitivas que muchas veces no se tienen en cuenta y que van más allá del simple ahorro de tiempo. Estos alimentos permiten al hostelero tener un mejor control del stock, reducir el desperdicio alimentario o por ejemplo, tener un control de calidad mucho más preciso de los alimentos que pondrá en el plato del comensal.

Costilla-de-ternera-con-hueso-confitada-completa
Costillar de ternera – Euroambrosías

Agilidad en la cocina

Hacer uso de alimentos quinta gama permite al cocinero tener un plato de alta calidad listo en apenas unos minutos. En Euroambrosías aplicamos técnicas de slowcooking para obtener una textura única que sería muy complicado obtener en la cocina de un restaurante convencional. No todos los establecimientos pueden permitirse tener un horno funcionando durante toda la noche para asar un cochinillo a baja temperatura o tienen una sala exclusiva para elaborar productos de pescado. Utilizando productos que ya están cocinados, el profesional sólo debe seguir unas sencillas indicaciones de regeneración para tener el producto base listo y luego aplicar su propia creatividad en el emplatado.

Control de costes

Si trabajas en el sector HORECA seguro que en algún momento has tenido un evento y luego te ha sobrado comida que no sabías que hacer con ella. O quizás algún comensal te ha pedido algo de la carta que no tenías disponible en ese momento. Puedes tener algunas materias primas congeladas en tu despensa pero ya no te da tiempo a estar descongelando y cocinando el producto. Utilizando alimentos de Euroambrosías esta situación puede ser evitable ya que sólo necesitas abrir aquellos alimentos que vayas a consumir. El resto puedes dejarlos almacenados en tu cámara frigorífica para otra ocasión.

Caducidad prolongada

Estandarización

Libera tu creatividad

En el año 2004 fundamos Euroambrosías con el objetivo de ser un apoyo para todos esos profesionales del canal HORECA. Sabemos lo difícil que es pelear a diario para poder ofrecer platos de primera calidad y que, por motivos de tiempo o por falta de recursos, esas deliciosas elaboraciones no se puedan llevar a cabo. Por ejemplo, no todos los restaurantes pueden permitirse tener un horno funcionando durante 12 horas para asar un cochinillo a baja temperatura. Ni todas las cocinas tienen una sala libre de gluten. Estos son los motivos por los que en Euroambrosías no buscamo ser un reemplazo a las cocinas tradicionales, sino que buscamos ser un apoyo para que los profesionales puedan dar rienda suelta a sus creatividades sin verse limitados por estos problemas logísticos.

Esparrago blanco confitado – Euroambrosías

En nuestras cocinas utilizamos materias primas de origen nacional a las que aplicamos procesos de cocina tradicional y técnicas de slow cooking para obtener alimentos envasados al vacío refrigerados y congelados que conservan todas sus cualidades organolépticas al mismo tiempo que garantizamos la seguridad alimentaria durante todo el proceso de producción.